fbpx Saltear al contenido principal

¿Aprender a Innovar?

En días pasados me encontré una publicación titulada: “3 Stages of Cultivation” la cual describe muy breve pero claramente 3 etapas en que se construye aprendizaje (según la visión de John Little  y Bruce Lee). La lectura me hizo pesar en mi propio proceso de aprendizaje de la innovación, pues haber encontrado que mi propósito personal es ayudar a otros a innovar, me exige aplicar desde la mente y el corazón lo que “predico”.

Hoy quiero compartir cómo ha sido mi viaje de aprendizaje de innovación, espero genere reflexión o cuestionamiento y por supuesto conversación para elevar nuestro entendimiento mutuo de lo que significa innovar.

Etapa1 (Etapa Primitiva). “Es una etapa de inocencia, de no ser familiar con el tema de interés al que te enfrentas”. Esta corta descripción de la etapa me transportó inmediatamente al inicio de mi carrera profesional: Trabajar en investigación y desarrollo de productos nuevos, en esa época no se llamaba innovación. La forma de trabajo con la cual desarrollábamos esos productos no correspondía a una metodología “registrada”. Simplemente sabíamos que el usuario era el centro del proceso y nuestra misión era superar sus expectativas, resolver sus problemas (y generar valor para el negocio por su puesto). Era indispensable “salir del edificio” a entender como vivían nuestros usuarios potenciales. (hoy: empatía-Design thinking), Identificamos necesidades profundas observando y acompañándolos en su día a día (hoy: Jobs to be done). Lo más rápido posible creábamos ensayos (hoy: rapid prototyping) que nos permitieran entender mejor a nuestro usuario. Con los recursos disponibles y cooperando con proveedores y aliados, vigilábamos el entorno y la tecnología para asegurar que las buenas ideas se hicieran realidad. El trabajo en equipos multifuncionales y el liderazgo para asegurar que las cosas sucedieran era la manera natural de trabajar y se lograba el éxito, proyecto tras proyecto (hoy: cultura de innovación). Sabíamos que aunque el producto era muy importante, podíamos mantenernos competitivos y crear valor de diferentes maneras en toda compañía (hoy: modelos de negocio). Así viví mi etapa primitiva: Sin hacer auto-proclamación de ser innovadores. El liderazgo en el mercado, la diferenciación vs la competencia y la lealtad de los consumidores lo decían todo.

Etapa 2 (Etapa Mecánica): En el articulo se describe esta etapa diciendo que “es un mal necesario, cultiva la respuesta condicionada pero también produce las verdaderas raíces para adquirir y aplicar un conocimiento intuitivo superior”. Afortunada como soy, esta segunda etapa la viví en una empresa poderosa en la adquisición de conocimiento. En esta etapa se aprende la manera de “correcta de hacer las cosas”: Los procesos, metodologías y herramientas. Aprender desde la teoría y la practica los múltiples aspectos de la palabra que más uso hoy: innovación. Años de capacitación formal, ahora si conocer que existe Design Thinking y Generación de Modelos de Negocio. Practicar para desarrollar la habilidades de solución creativa de problemas. Aprender diferentes técnicas de ideación. Aprender herramientas para alinear la estrategia de innovación a la estrategia corporativa. Toda la teoría que los mejores consultores internacionales y uno que otro diplomado y especialización en innovación pueden dar. Definitivamente viví la etapa de aprender la “mecánica” que los expertos proponen para lograr la innovación. Se obtiene resultados? sin duda!

Etapa 3 (Etapa Espontánea). Dieciséis años de experiencia después, creo que estoy entrando a esta etapa, la etapa de volver a lo simple. El articulo lo describe así: “Aquí es donde se eleva por encima de la forma. Ya no se esta limitado por las técnicas o por procedimientos correctos. Usted ha encontrado qué funciona y lo ha adaptado para expresar sus capacidades de una manera mas fluida, natural y responsable”. En esta etapa no me preocupa tanto la definición de innovación (de hecho, me identifico bastante con un post publicado aquí la semana pasada: Don’t Use the Word Innovation: Try This Instead!) y vuelvo al concepto de “superar expectativas” o generar valor para el usuario (para la empresa y por que no, la sociedad).

El aprendizaje no acaba, nuevas mecánicas? Posiblemente. Hoy para mi no cabe la definición de ser “experto en innovación”  (y debo borrarlo de donde me haya auto-definido como tal). Sin embargo, si aporta la experiencia y de mi proceso de aprendizaje concluyo:

– El trabajo duro (real) de innovación comienza después de las sesiones de ideación o los workshops de estrategia.

– No existe formula mágica ni 3, 5 o 10 pasos estándar para innovar.

– Como he comentado en post anteriores, innovar va mas allá del proceso y las metodologías. La “mecánica” es necesaria pero no suficiente.

Es un ejercicio interesante reflexionar sobre el propio aprendizaje (fondo, forma y proceso), los invito a hacerlo: En que etapa se encuentran? sus equipos? sus empresas?.  Estoy abierta a conversar al respecto, trabajo para/con personas y organizaciones dispuestos a vivir la etapa 2 del aprendizaje, pero sobretodo con la voluntad de construir la etapa 3.

sperez@isense.com.co

#masexperiencia #menosteoría.

Sandra Pérez Botero

Ayudo a las personas y organizaciones a promover la innovación y lograr resultados excepcionales trabajando desde el propósito, la estrategia y el liderazgo.

Si estás aquí es porque quieres hacer que la innovación suceda dentro de tu organización. Voy ayudarte a lograrlo.

Volver arriba